MEDICINA & ESTÉTICA: LA ALIANZA PERFECTA

Mila-Peris-Medicina-Estetica

Que la Medicina avanza rápido lo sabemos, pero ¿conocemos realmente cómo puede beneficiarnos la alianza entre Medicina y Estética? Es sencillo, la Medicina Estética nos aporta tratamientos faciales y corporales muy eficaces, rápidos y seguros que mejorarán considerablemente nuestro aspecto. Eso sí, acudiendo siempre a centros con prestigio donde ofrezcan profesionales médicos expertos y productos de alta calidad.

Este mes se acerca el calorcito, empezamos a cubrir con menos ropa nuestro cuerpo y el temido “cambio de vestuario” está a la vuelta de la esquina. Ante esto sólo tenemos dos soluciones: mirarnos poco o nada al espejo o tomar medidas desde ya, que luego nos pilla el toro. Así que os vamos a hablar sobre un tratamiento especialmente indicado para reducir volumen y eliminar celulitis, basado en los beneficios de la mesoterapia, presoterapia y los masajes. Os contamos en qué consiste cada técnica:

Un pack de Medicina Estética que funciona

Mesoterapia: se lleva a cabo mediante la aplicación de micro-inyecciones de principios activos como aminoácidos, minerales, vitaminas.. para ayudar a eliminar grasa y por tanto reducir volumen. También mejora el aspecto de la piel reduciendo la flacidez.

Presoterapia: se realiza mediante la colocación de una funda hinchable sobre los glúteos, abdomen y piernas. Esta funda se va llenando y vaciando de aire para generar la presión necesaria para mejorar la circulación y reducir, por tanto, la hinchazón y la celulitis.

Masajes: aplicados con la técnica específica como el reflexógeno conectival, los drenajes en distintos grados y las técnicas remodelantes según va cambiando el tejido, con el objetivo de remover la grasa y reafirmar la piel para estilizar la silueta.

Esta potente combinación crea un tratamiento poco invasivo y cómodo para la paciente y además ofrece unos resultados eficaces en pocas sesiones. Si todo ello lo complementamos con una dieta adecuada, bebemos de 1 a 2 litros de agua y realizamos algo de ejercicio moderado, como simplemente andar de 30 a 45 minutos diarios, pronto notaremos que nuestro cuerpo mejora y no sólo nos veremos mejor, sino que nos sentiremos preparados para afrontar lo que venga con un buen aspecto y una gran sonrisa.