Osteopatía, ¿qué es y para que se utiliza?

Osteopatía Mila Peris-Portada

Hoy queremos adentrarnos en el mundo de la osteopatía, y para ello contamos con la ayuda de la fisioterapeuta y osteópata Maria Rosa del Arco. Pero antes de empezar tenemos que resolver la pregunta crucial,  ¿qué es exactamente la osteopatía? Pues bien, se trata de una disciplina que, basándose en una serie de conocimientos de anatomía y fisiología, aplica técnicas manuales para que las funciones alteradas de nuestro cuerpo, vuelvan a la normalidad.

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualquiera de los tejidos afectados, sean éstos del sistema músculo-esquelético, visceral, nervioso, etc. Se trata de una terapia manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones músculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

La Osteopatía funciona respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología y no tanto en hacerlo dependiente de soluciones puramente externas o pasivas, como es la utilización, a veces excesiva, de medicamentos.

Las técnicas que se utilizan para ello se clasifican en tres grandes grupos:

Osteopatía Estructural:

Ésta va dirigida al sistema músculo-esquelético. Busca fijaciones articulares y las libera, devolviéndoles su movilidad.

Osteopatía Mila Peris- Estructural
Osteopatía Visceral:

Orientada a actuar sobre tejidos que participan en las funciones de las vísceras (las membranas fibrosas en relación, los músculos, los planos de deslizamiento entre órganos, los vasos sanguíneos, los nervios…) Todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre debido, por ejemplo, a adherencias, tracciones miofasciales, etc… Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar estas fijaciones anatómicas permitiendo así una mejora en la función del órgano.

Osteopatía Mila Peris-Visceral

Osteopatía Craneal y Terapia Craneo-Sacra:

Actúa liberando y facilitando la micromovilidad del craneo y de sus membranas, equilibrando su relación con el sacro a través de las meninges. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, o desequilibrios musculares,  pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos a su paso por orificios craneales o en el interior del mismo. Ésto puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas e incluso, a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares, etc.

Osteopatía Mila Peris-Craneal

 

Con la Osteopatía tratamos la zona dolorosa y otros segmentos a distancia que son la causa primaria, es decir, los responsables del encadenamiento de tensiones fasciales y musculares y de disfunciones articulares que acaban por sobrecargar el tejido que presenta el síntoma doloroso. Es muy frecuente encontrar lumbalgias que responden a una lesión de tobillo mal solucionada como causa primaria: La alteración biomecánica de la marcha termina por sobrecargar la zona lumbar o cualquier otro nivel vertebral provocando dolor y déficit funcional.

La Osteopatía tiene importantes indicaciones en disfunciones que cursan con dolor a nivel de la columna vertebral (cervicalgias, neuralgias, tortícolis, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas y, en general, neuralgias de origen vertebral o síndromes compresivos periféricos), región costal y miembros superiores e inferiores (secuelas de traumatismos, esguinces, tendinopatías….) Igualmente, tienen indicación especial las cefaleas y síndromes migrañosos, vértigos, trastornos digestivos funcionales, ginecológicos, circulatorios, cardiorespiratorios, etc. También multitud de trastornos relacionados con la articulación témporo-mandibular tienen indicado el tratamiento osteopático.

 

En definitiva, cualquier problema funcional que afecte al sistema muscular u osteoarticular provocará, tarde o temprano, un problema orgánico, dado que todos los tejidos de nuestro cuerpo están relacionados de una forma u otra.  Por eso la Osteopatía, precisamente, busca la solución de manera global.