¿TODAVÍA TE DEPILAS A CERA?

Si, cera. Has oído bien. Todavía existe, y ofrece un resultado prácticamente perfecto

La cera caliente continua siendo la reina de la depilación. La tradición manda y aunque es un método doloroso, arranca el vello de raíz y su efectividad es duradera. Su único requisito es que el pelo mida al menos 1/8 pulgada. Concretamente 5mm en las piernas y 6 mm en las ingles. Lo ideal es acudir a un centro de belleza. ¿ Por qué? Porque existe riesgo de quemadura si no se verifica su temperatura adecuada.

Depilación Cera Madrid

Recomendaciones para una depilación a cera perfecta

La piel debe estar completamente limpia y seca. Incluso si la exfolias con anterioridad obtendrás mejores resultados ya que estará libre de células muertas y será menos vulnerable a las irritaciones que puede ocasionar este método de depilación.

No por estirar con más fuerza se acaba más rápido. Es lo primero que debe tener en cuenta la esteticista que te esté realizando la depilación. No se trata de cortar el vello, para eso ya existen las cuchillas, que salen airosas ante un evento inesperado, pero pierden si lo que se busca es un efecto duradero. El objetivo que se persigue con la cera caliente es arrancar el vello de raíz y para conseguirlo es necesario tirar el pulimento en la misma dirección que marca el pelo. Pocas veces se consigue eliminar a la primera, por eso es conveniente repasar varias veces, respetando la temperatura de la piel entre las mismas para así conseguir un resultado óptimo.

Terminada la depilación, el único inconveniente es tener en consideración un mínimo de 24 horas antes de exponerte al sol.

Depilación a cera vs láser

Si bien en los últimos años el láser ha ganado adeptos, no se pueden considerar rivales. Las prisas y el clima muchas veces marcan el método a escoger según rutinas y bolsillo. El denominador común..¡No tener ni un pelo de tonto!